¿Qué causa el humo blanco del motor?

ADVERTENCIA: Lea siempre los manuales del motor y del equipo antes de arrancar, utilizar o realizar el mantenimiento del motor o del equipo para evitar lesiones personales o daños materiales. Consulte a un distribuidor autorizado o póngase en contacto con Briggs & Stratton si no está seguro de algún procedimiento o tiene preguntas adicionales. Encuentre todas las advertencias de seguridad del motor

Otras razones por las que se produce humo azul o blanco en los motores incluyen sobrepasar la capacidad de aceite del motor, una obstrucción en el tubo del respiradero (ubicado detrás del filtro de aire), daños en los anillos del cilindro/pistón, y más.

La capacidad de aceite del motor depende de su modelo de motor específico y puede determinarse consultando las Preguntas Frecuentes sobre Recomendaciones de Aceite. También puede aprender a comprobar el nivel de aceite y los intervalos de cambio para asegurarse de que el motor funciona con la capacidad de aceite correcta.

¿Puedo conducir mi coche con humo blanco?

Humo blanco

Podría tratarse de un sobrecalentamiento y, si es así, debe dejar de conducir lo antes posible. Podría terminar dañando seriamente su vehículo si decide ignorarlo. Si el humo huele dulce, entonces hay un problema con el refrigerante.

¿Por qué mi coche echa humo blanco pero no se sobrecalienta?

Humo blanco o gris del tubo de escape – Al igual que si ve humo blanco debajo del capó, el humo blanco persistente suele indicar una fuga de refrigerante. Si sólo hay un poco, probablemente sea condensación. Humo azul del tubo de escape – Si ves humo azul o gris oscuro, es una indicación de aceite quemado.

Humo blanco bajo el capó

Humo blancoEl humo blanco del tubo de escape puede significar muchas cosas, pero uno de los problemas más comunes es cuando el motor está más caliente de lo normal. Un poco de humo blanco al arrancar el coche puede ser el motor calentándose y deshaciéndose de la condensación, pero una gran cantidad de humo cuando el coche está en marcha puede ser el signo de algunos problemas en el coche.El humo que es blanco puede apuntar a un motor que está funcionando caliente, por lo que puede indicar un problema con el sistema de refrigeración como el colector de admisión o la junta de culata causando un problema con el refrigerante. Estos problemas pueden ser graves y destruir el motor si no se tratan, por lo que es mejor concertar una cita con el servicio técnico en cuanto los detecte.

Humo azulEl humo azul suele indicar un problema con el aceite y, a menudo, puede confundirse con el humo blanco, lo que puede dar lugar a problemas mayores si no se tratan las piezas correctas en la revisión.    Aunque se suele llamar humo «azul», suele ser más bien de color gris púrpura o azul muy claro. Este humo suele ir acompañado de una pérdida general de potencia o de dificultades para acelerar. En un vehículo normal de gasolina, el humo azul del tubo de escape suele significar que el coche está quemando aceite, pero esto puede deberse a varias causas. Puede haber una válvula con fugas, que deja entrar aceite en lugares del motor en los que no debería, provocando la salida de humo por el tubo de escape. Si el tubo de escape empieza a echar humo azul, lo mejor es que se detenga y llame a su proveedor de asistencia en carretera, si dispone de uno. Si sigues conduciendo, no sólo estarás creando un peligro para los demás usuarios de la carretera, sino que además cualquier fuga de aceite podría incendiarse en el compartimento del motor.

Sale humo blanco del motor y se sobrecalienta

El humo blanco que sale del coche indica un mal funcionamiento subyacente en su vehículo. Detrás de este problema se esconden varias causas que, si no se solucionan, pueden provocar una avería grave. Sin embargo, a veces se debe únicamente a las condiciones meteorológicas. Por ejemplo, en invierno, el humo blanco aparece al arrancar el motor y luego desaparece.

Cualquier daño en la culata o en la junta de estanqueidad provoca fugas de refrigerante que pueden identificarse por el humo blanco que sale del motor. Esto expone el refrigerante del coche a la temperatura y presión extremas que se producen en el motor de combustión. Además, la fuga contamina el aceite del motor dando lugar a humo blanco de olor dulce. Puedes identificar este daño con la ayuda de una varilla de medición.

Introduzca la varilla en el aceite del motor y observe el aceite en la varilla. Si el aceite parece espumoso en lugar de marrón oscuro, indica que la culata o la junta de estanqueidad están rotas. La espuma también se puede observar en el tapón del radiador.

Si ves que sale humo blanco del tubo de escape al arrancar, puede deberse a la condensación. La condensación es un problema bastante común en invierno. La nube de humo causada por la condensación desaparecerá en unos segundos. Es un problema climático común, que no está relacionado con el mal funcionamiento de los vehículos.

Humo blanco del motor después de conducir a través del agua

Las razones más comunes del humo blanco espeso del tubo de escape implican alguna avería que requiere reparaciones inmediatas o la sustitución de piezas defectuosas, muchas de las cuales son muy caras, y si continúa conduciendo en este estado, se arriesgaría a que su motor sufriera más daños graves y costosos. Para evitarlo, debe conocer las distintas causas que originan el humo blanco del tubo de escape y dominar los pasos de mantenimiento para solucionar y reparar estos problemas. También se incluye el coste de reparación o sustitución en cada caso.

Antes de pasar a explicar por qué el humo blanco espeso del escape es un signo de problemas, primero debe comprender de dónde proceden los gases de escape y qué es lo normal. Dentro de la cámara de combustión de su motor, una chispa enciende la mezcla de combustible y aire, creando una serie de combustiones o explosiones contenidas dentro del cilindro. Los subproductos directos de estas explosiones son los gases de escape que se canalizan a través del sistema de escape. Antes de salir por el tubo de escape, estos gases pasan por el silenciador para reducir el ruido y por un catalizador para reducir las emisiones nocivas.