Recambios Triumph Bonneville

Autor: Phil West Publicado: 19 Dic 2015 Con una flamante gama de cinco Bonneville saliendo de las líneas de producción de Triumph a principios de 2016, echamos un vistazo a los mejores modelos de la historia que han hecho de este icono lo que es hoy.

La Bonnie original fue el último diseño de Edward Turner que llegó a producción y era una versión de alto rendimiento de la Tiger T110 de 650 cc de Triumph, pero con dos carburadores Amal (la Tiger original tenía un solo carburador) y una leva de alto rendimiento. El resultado fue la máquina más rápida de la historia de Triumph (el término «120» se suponía que sugería que podía alcanzar los 120 mph) y fue bautizada en honor de la streamliner de Bonneville Salt Flats que en 1956 batió el récord mundial de velocidad en tierra de Johnny Allen. A partir de 1961, las Bonneville se denominaron T120R, para los modelos de carretera, o T120C para la versión scrambler con tubos altos. Las primeras motos tenían una caja de cambios independiente, pero en 1963 se adoptó la construcción «unitaria».

La versión Thruxton original de la Bonnie (e inspiración para la reencarnación actual) era una edición limitada, una T120R tuneada construida como homologación especial para carreras de producción. Se inspiró y tomó su nombre de la victoria de Tony Godfrey y John Holder a bordo de T120s en la Thruxton 500 de 1962. Sólo se construyeron oficialmente 52 unidades (aunque otras se transformaron posteriormente) con componentes especialmente seleccionados y culatas y cárteres mecanizados con precisión que elevaban la potencia a 53 CV. Los ejemplares supervivientes son escasos.

Triumph bonneville en venta

2023 Triumph Bonneville Bobber Chrome Edition Cromo / Negro AzabacheMusculosa, emocionante y bellamente evolucionada, la galardonada Bobber está ahora disponible en una exclusiva y distintiva edición cromada detallada a mano sólo por un año.Las características pueden incluir:Cromado impecable con una superposición de Negro Azabache, el depósito inmaculadamente acabado combina elegancia y actitud.Profunda y brillante pintura Negro Azabache en los guardabarros y paneles laterales dan vida al depósito cromado… realzando el lado oscuro de la Bobber. Las insignias triangulares de Triumph en el depósito confieren un aspecto elegante y discreto a esta edición tan especial.Para completar el look custom clásico, está disponible como accesorio opcional un guardabarros delantero corto Jet Black a juego, que también se incluye en el kit de accesorios Bobber Chrome Edition.La puesta a punto Bobber a medida aporta un carácter único al suave y par motor de la Bonneville 1200cc HT.

Concesionario Triumph cerca de mí

No hay muchos kits de herramientas en el mercado que estén específicamente pensados para Triumph; la mayoría son genéricos e incluyen herramientas que puede que no necesites. Pero Cruz Tools ha reunido cuidadosamente todo lo esencial para ti en el kit de herramientas específico para Triumph para reparaciones y ajustes básicos en carretera, pensando por ti y consiguiendo que tu kit sea compacto al prescindir de las herramientas que no son necesarias. El rollo de herramientas de lona que incluye mantiene tus herramientas organizadas y es fácil de llevar contigo en tus viajes.

No hay muchos kits de herramientas en el mercado que estén específicamente pensados para Triumph; la mayoría son genéricos e incluyen herramientas que puede que no necesites. Pero Cruz Tools ha reunido cuidadosamente todo lo esencial para ti en el kit de herramientas específico para Triumph para reparaciones y ajustes básicos en carretera, pensando por ti y consiguiendo que tu kit sea compacto al prescindir de las herramientas que no son necesarias. El rollo de herramientas de lona que incluye mantiene tus herramientas organizadas y es fácil de llevar contigo en tus viajes.

Motos Triumph

A lo largo del siglo XX, han sido muchas las películas de cine que nos proponen como elemento principal no al protagonista, sino al vehículo en el que se mueve. Al final, todo el mundo recuerda «aquella película» en la que «fulanito» tenía este coche u otro, o en este caso, esta moto u otra. Vehículos como el DMC Delorean, el Aston Martin DB5 o el Cadillac Miller-Meteor se han convertido de facto en el icono de la película en cuestión, así como en un elemento de la cultura pop general de las últimas décadas.

Sin duda uno de los momentos más memorables de películas que ya se han convertido en clásicos del cine de oro como «La gran evasión» es la moto de Steve McQueen, su Triumph. Años más tarde se sabría que gracias a un gran trabajo de montaje, en el largometraje es el mismo Steve McQueen el que actúa tanto de perseguidor como de ¡perseguido!

La Triumph Bonneville Steve McQueen fue concebida allá por 2012 sobre un modelo T100, cuando la marca inglesa de motocicletas consiguió el visto bueno para que el hijo del fallecido actor (que murió de cáncer a principios de los 80) pusiera su nombre a una edición especial compuesta por sólo 1.100 motocicletas, recreadas en apariencia como la que recordamos haber visto en pantalla.