Programa de mantenimiento de motos acuáticas

¿Su mejor momento del verano es surcar la superficie del agua? Poseer una moto acuática tiene muchas ventajas, desde visitar sus puertos favoritos hasta compartir su amor por el agua (salada o dulce) con amigos y familiares.

Sin embargo, tener una moto acuática, una WaveRunner o una Sea-Doo no es sólo diversión y juegos. Estas motos acuáticas (PWC) requieren mucho amor y cuidado para mantener el máximo rendimiento. Cuando se descuidan, la diferencia es evidente.

¿Es la primera vez que tiene una moto acuática? Quizás hace tiempo que tiene una moto acuática, pero quiere asegurarse de que lo está haciendo todo bien. En cualquier caso, es importante saber cómo mantener su moto acuática para que siga siendo no sólo funcional, sino rápida durante toda la temporada.

En el mantenimiento de una moto acuática, Sea-Doo o WaveRunner, el paso más importante es aprender a limpiarla correctamente. Esto puede parecer paradójico, sobre todo teniendo en cuenta que su moto acuática pasa la mayor parte del tiempo en el agua. Pero ya has visto lo sucia que puede estar el agua de los lagos y el agua salada; no limpian tu PWC durante su uso. Incluso si lo hicieran, hay numerosos lugares que requieren un toque humano para llegar a ellos. Si quieres que tu moto acuática se mantenga resistente, tendrás que darle algo más que un lavado de ola de forma regular. Estos son los procedimientos que recomendamos para limpiar una moto acuática u otra embarcación después de sacarla al agua:

Mantenimiento anual de motos acuáticas

Tener una moto acuática, una WaveRunner, una SeaDoo u otra moto acuática es divertido y emocionante, pero como cualquier vehículo, requiere un mantenimiento y cuidado regular. Por suerte, parte del mantenimiento que requieren estas motos acuáticas puede hacerlo usted mismo. Tanto si ya tienes una moto acuática como si estás pensando en comprar una, vamos a analizar el mantenimiento necesario y los costes adicionales de tener una.

La primera revisión de su nueva moto acuática es en realidad la más importante. La mayoría de las motos acuáticas tienen un periodo inicial de rodaje en el que se debe ser suave con la máquina y utilizar un aceite de rodaje que debe retirarse una vez que la moto acuática se haya rodado correctamente. Después de la primera revisión, hay que esperar un mantenimiento estacional regular, como cambios de aceite y bujías, acondicionamiento para el invierno y cambio de batería.

Las motos acuáticas antiguas se fabricaban con motores de dos tiempos y requerían un combustible y unos cuidados diferentes; en la actualidad, las motos acuáticas tienen motores de cuatro tiempos que requieren un mantenimiento similar al de un automóvil (aceite, bujías, filtro de aire, batería, etc.) y normalmente no requieren demasiado mantenimiento a menos que algo vaya mal. Normalmente, el aceite debe cambiarse cada 50 horas o anualmente, dependiendo de la duración de la temporada de conducción.

Lista de comprobación de mantenimiento de motos acuáticas

Las motos acuáticas son una forma divertida de pasar tiempo en el agua con los amigos y la familia durante los largos días de verano. En comparación con una embarcación, las motos acuáticas se pueden poner en marcha rápidamente desde el almacén sin mucho trabajo de preparación ni largas comprobaciones de seguridad, y se pueden transportar fácilmente. Sin embargo, saber cómo mantener una moto acuática es crucial para disfrutar de ella durante años.

Cuando se trata del mantenimiento de una moto acuática, tomar medidas preventivas puede hacer que siga divirtiéndose y evitar quedarse tirado en el lago, el océano o el golfo. Los siguientes son algunos consejos de mantenimiento de motos acuáticas para empezar.

Sea cual sea la marca o el modelo de moto acuática que tenga, consulte siempre el manual del propietario para ver las instrucciones específicas del modelo y los procedimientos exactos a seguir. Tenga en cuenta que nuestra lista de comprobación de revisión y mantenimiento de motos acuáticas no es exhaustiva y debe considerarse una guía de alto nivel para ayudarle.

Algunos de los modelos más antiguos de motos acuáticas tienen motores de 2 tiempos, lo que significa que requieren aceite y combustible premezclados. Las motos acuáticas más nuevas tienen motores de 4 tiempos que no requieren una solución mezclada, sino que tienen zonas separadas para el combustible y el aceite. Cuando saque su moto acuática del almacén, asegúrese de evaluar correctamente el combustible. Si guardó la moto acuática con combustible en el motor y sin estabilizador de combustible, asegúrese de añadir un limpiador y estabilizador de combustible antes de arrancar el motor.

Mantenimiento de motos acuáticas

El manual del propietario está repleto de información valiosa sobre todo, desde características/beneficios hasta controles y ubicación de componentes, desde comprobaciones previas al funcionamiento hasta instrucciones posteriores al funcionamiento, mantenimiento rutinario y procedimientos especiales.

Durante este periodo, deberá utilizar la moto acuática a diferentes niveles de RPM, de bajo a alto. Durante el rodaje inicial, no la haga funcionar a fondo. Absténgase de acelerar a fondo y ceder a los deseos de sus pasajeros de «¡abramos este bebé y veamos lo que puede hacer!». Tenemos la sensación de que tendrás tiempo de sobra para eso más adelante.

Trata a tu moto acuática como te tratarías a ti mismo. Manténgala limpia y protegida. Una funda de su distribuidor local de BRP es una buena inversión. Enjuague, lave y limpie su moto acuática después de cada uso. Esto es esencial si navega en agua salada. Mantenga las piezas metálicas, los componentes del motor y la bomba correctamente lubricados. Consulte a su distribuidor autorizado de BRP para obtener los productos de limpieza adecuados.

Si utiliza la moto acuática en agua salada, deberá realizar el sencillo procedimiento de limpieza que se explica en el manual del propietario. ¿Ha leído el manual del propietario? Si no es así, búsquelo y vaya a la sección «Cuidados posteriores a la operación». Deténgase aquí y vaya a buscarlo. Lavar el sistema de escape y otros componentes con agua dulce es esencial para neutralizar los efectos corrosivos de la sal u otros productos químicos presentes en el agua. El lavado también ayudará a eliminar la arena, la sal, las cáscaras y otras partículas presentes en las mangueras y las camisas de agua que podrían provocar el sobrecalentamiento del sistema de escape.