¿Cuál es la cantidad mínima de sueño necesario que debe tener antes de tomar un largo viaje qld

Hay que planificar con antelación el viaje por carretera, y no nos referimos sólo al equipaje. La «hipnosis de la carretera» es bastante común cuando los viajeros no se han preparado para las exigencias de resistencia de un trayecto largo. De hecho, más del 60% de los conductores afirman haberse puesto al volante con sueño, según una encuesta realizada por el minorista de colchones Sleepy’s.

Con esta estadística en mente, deberías tomar medidas para prepararte para viajes largos antes de ponerte al volante, y para mantenerte alerta y con energía durante el viaje. Estos consejos para viajes largos le ayudarán en la carretera.

Piense en el agotamiento antes de iniciar el viaje, no después. Duerma al menos siete horas durante dos noches consecutivas antes del viaje por carretera para acumular reservas de energía. Es mejor empezar por la mañana después de una buena noche de sueño, no después de un largo y agotador día de trabajo (a menos que tenga previsto parar). Haz descansos regulares por el camino para mantenerte fresco y alerta, parando aproximadamente cada 160 km o cada dos horas. «Además, evita conducir entre la 1 y las 3 de la tarde, cuando la temperatura corporal es más baja y la somnolencia es natural», dice el Dr. Michael Breus, Doctor del Sueño.

Significado del insomnio de viaje

Razones por las que puede necesitar parar más a menudoAunque recomendamos encarecidamente a todos los conductores que sigan la norma de hacer una pausa de 15 minutos cada dos horas, también es bueno ser consciente de sus propias circunstancias, que pueden hacer que necesite parar un poco más a menudo.Cada persona es diferente y es importante escuchar a su propio cuerpo y respetar las necesidades de sus pasajeros para que el viaje sea lo más agradable y seguro posible. Aquí tienes algunas razones por las que deberías considerar parar un par de veces más por el camino:Si conduces de nocheNuestros relojes corporales internos están programados de forma natural para esperar dormir durante la noche, por lo que no es ningún secreto que conducir después de la puesta de sol puede ser mucho más complicado que conducir a mediodía. El aumento del cansancio puede, obviamente, tener consecuencias muy negativas a la hora de conducir (de lo que hablaremos un poco más adelante), así que prepárate para tener que parar con más frecuencia para asegurarte de que te mantienes lo suficientemente alerta como para seguir viajando. Muchas pausas con café y aire fresco pueden ayudarte a seguir conduciendo, y las siestas de 20 minutos son un buen remedio rápido para recuperar la energía. Pero recuerda: es mucho mejor admitir la derrota y reservar una habitación de hotel para pasar la noche si tienes demasiado sueño para continuar; siempre puedes recuperar los kilómetros de día una vez que hayas descansado bien.

Tratamiento del insomnio en los viajes

¿Se está preparando para dar la vuelta al mundo? Nada arruina más unas vacaciones que estar agotado todo el tiempo. Hay algunas cosas que puedes hacer para pasar más tiempo viendo paisajes que la parte posterior de tus párpados.  Antes de pasar a algunos consejos, hablemos de algo que rige nuestras vidas incluso más que nuestros trabajos: los ritmos circadianos. Los ritmos circadianos son los relojes naturales de nuestro cuerpo. Son los culpables de que te cueste dormir los fines de semana, de que te canses en cuanto el reloj marca las 10 de la noche y de que provoques el jet lag en tu gran viaje a Europa.  Cuando se trata de viajar, el cuerpo empieza a notar una gran diferencia después de cruzar dos o más husos horarios. Tomar las precauciones adecuadas antes de salir y durante el viaje debería ayudar a maximizar el sueño que puedes conseguir cuando estás lejos de casa.

El jet lag no es ninguna broma: alterar tu ritmo circadiano puede llevar días si viajas lo suficientemente lejos. Para evitarlo, empiece a acostarse una hora antes cada noche unos días antes de partir. Tardarás aproximadamente un día en adaptarte a cada zona horaria que atravieses.  Cambie el reloj justo cuando suba al avión para estar un poco más preparado. Intenta no programar nada demasiado agotador el primer día de viaje porque estarás cansado, pero sal al aire libre si es posible.  Esto funciona si vas a estar en un lugar nuevo más de dos días. Si se trata de un viaje corto, lo mejor es ceñirse lo más posible a su horario habitual; de lo contrario, su cuerpo estará bastante confuso. En el caso de viajes de dos días, intenta programar cualquier obligación a una hora en la que normalmente estarías despierto en casa.  Más información: Jet Lag – Significado, síntomas y tratamiento

Estás planeando paradas de descanso en un viaje largo. ¿Qué zonas serían lugares seguros para hacer una pausa?

Todos tenemos un periodo óptimo en el que nuestro cuerpo quiere dormir, normalmente entre las 11 de la noche y las 7 de la mañana, lo que se denomina «ventana circadiana»», explica Charlene Gamaldo, directora médica del Centro del Sueño Johns Hopkins. «Y cada vez que se viaja, sobre todo a través de dos o más zonas horarias, termina causando estragos en su ventana circadiana», dice.

Tres días antes de viajar, empiece a acostarse una hora antes (o después, según el caso) de lo que lo haría normalmente. Añada otra hora la segunda noche y una tercera hora el tercer día. Gamaldo señala que el cuerpo tarda un día en adaptarse a cada zona horaria, por lo que planificar con antelación puede facilitar la transición.

Después de aterrizar, intenta sincronizarte con el horario local. «Si aterrizas cuando la gente está despierta a mediodía, eso es lo que tú también quieres hacer. Duerme todo lo que puedas en el avión», dice. «Si vas a aterrizar de noche, haz todo lo posible por mantenerte despierto en el avión y dormir en tu destino».