El coche huele a goma quemada después de conducir

En tu coche hay muchos componentes de goma y plástico/caucho. Si alguno de ellos entra en contacto con tubos calientes, el tubo de escape o el motor, desprenderá el olor que normalmente asociarías con la goma quemada de los neumáticos.

No estamos diciendo que no sean los neumáticos, pero están bastante abajo en la lista de posibilidades. En su lugar, manguitos fundidos, correas de transmisión defectuosas, fugas de aceite y refrigerante, frenos y embragues quemados son más probables.

Levanta el capó y verás numerosos tubos de goma. Si alguno de ellos encuentra la forma de salirse de los clips, racores o guías que los contienen y entra en contacto con el motor caliente u otros componentes sometidos a altas temperaturas, se fundirá o quemará, desprendiendo esos desagradables humos.

Las correas de transmisión están hechas de caucho de alta resistencia y funcionan bajo alta tensión. Si se han salido de su lugar y no están bien ajustadas en sus pistas, rozando contra algo que no deberían, la fricción fuera de lugar proporciona un exceso de calor, lo que resulta en su olor a goma quemada. Es probable que vaya acompañado de muchos chirridos y debe solucionarse cuanto antes.

El coche huele a goma quemada cuando el aire acondicionado está encendido

Siga leyendo para aprender a distinguir los distintos tipos de olor a quemado en el coche, el culpable del problema y cómo solucionarlo en cada caso, así como la forma de evitar el problema en el futuro con un mantenimiento adecuado y buenos hábitos de conducción.

Hay muchos tipos de olor a quemado, y cada uno apunta a un problema diferente, pero que algo queme nunca es una buena señal. Que su coche huela a goma quemada después de conducir, sobre todo debajo del capó, es un problema muy común de olor a quemado del coche. Esta es una señal de que el motor de su coche ha estado funcionando durante mucho tiempo. Hay una serie de causas potenciales, por lo que debe solucionarlas para descartar el origen del problema y solucionarlo lo antes posible para evitar averías más costosas en un futuro próximo.

Junto con el característico olor a goma quemada, es posible que también notes que tu coche emite sonidos anormales procedentes de debajo del capó, como fuertes palmadas, chirridos o golpes. Esto suele ocurrir cuando uno de los accesorios conectados a la correa de transmisión o serpentina está bloqueado, como el generador, la bomba de aire, la bomba de agua, el compresor de aire acondicionado o el embrague del compresor de aire acondicionado.

¿Por qué huele a goma quemada en mi coche?

Es importante entender las diferentes causas que pueden provocar que tu coche huela a goma quemada y a humo. Una vez que tengas una idea de las diferentes causas, puedes obtener una lista más pequeña de posibles razones y profundizar en cada una de ellas para determinar el verdadero culpable.

Para resolver el problema del olor a goma quemada y a humo del coche, hay algunas soluciones que puede aplicar usted mismo. En cambio, otras son más complicadas y suelen requerir un mecánico profesional.

No es de extrañar que nos encontremos con olor a goma quemada mientras conducimos. Esto significa que uno de los componentes de goma está expuesto a una gran cantidad de calor que puede quemar la goma.

La mayor parte del olor a goma quemada procede de componentes situados alrededor del motor, donde se genera la mayor parte del calor. Es poco probable que se trate de goma quemada en componentes que están lejos y no están expuestos a un calor extremo.

La junta no tiene ningún rollo técnico en su vehículo pero tratar con una junta reventada podría resultar en problemas significativos con el motor. Imagínese si esta junta no puede hacer su trabajo y deja escapar algo de refrigerante a los cilindros o permite que el calor salga fuera de la coma del cilindro. Usted estará tratando con muchos problemas en el área del motor.

Mi coche huele a goma quemada bajo el capó

¿Te despiertas y hueles… tu coche? Ya sea el aire rancio que sale de las rejillas del aire acondicionado o el olor a huevo podrido del interior del coche, algunos olores merecen la pena ser detectados. Aprende a identificar y solucionar los indicios malolientes de que algo va mal en tu coche.

Si hueles a gasolina en tu coche mucho después de llenar el depósito, ¡presta atención! Tal vez te manchaste accidentalmente los zapatos o la ropa con gasolina la última vez que pasaste por la gasolinera y los gases se quedaron dentro del coche. Si este es el caso, el olor debería disiparse pronto (baja las ventanillas mientras conduces para deshacerte de él más rápidamente).

Si el olor a gasolina en tu coche dura más de unas horas, puede que no tenga una solución tan fácil. El olor a gasolina prolongado en un vehículo podría indicar problemas con el tapón de la gasolina o una fuga en el depósito de combustible o en el inyector. Cualquiera de estos problemas podría dañar la eficiencia del combustible de su coche y su salud, así que lo mejor es dirigirse a su Firestone Complete Auto Care más cercano lo antes posible y dejar que nuestros técnicos de confianza encuentren la raíz del olor.