¿Cuántos motores tiene un avión de carga?

Todos estamos acostumbrados a ver dos o cuatro motores montados en vainas bajo el ala del avión. Esto se ha convertido en la fijación estándar de los motores de todos los grandes aviones comerciales. Pero su montaje es interesante y complejo. No es tan sencillo como atornillar los motores al ala de la forma más segura posible. Hay que tener en cuenta importantes medidas de seguridad.

En la mayoría de los aviones comerciales, los motores se colocan en vainas bajo el ala, lo que tiene varias ventajas. En primer lugar, alivia la flexión del ala. El peso en las alas (incluido el combustible y los motores) contrarresta el efecto de la sustentación que dobla los extremos de las alas hacia arriba. También facilita el acceso y el mantenimiento, pero los expone a un mayor riesgo de daños por objetos extraños.

El motor no está fijado directamente al ala, sino a un pilón. Los diseños varían, por supuesto, según los tipos de avión, pero el principio sigue siendo similar. El pilón se fija a la estructura del ala, con un ajuste sólido y muy seguro.

Los motores se conectan a estos pilones mediante pernos. Las vainas suelen estar conectadas en dos puntos: la parte superior del bastidor del ventilador y la parte superior del bastidor de la turbina. Estas conexiones están diseñadas para soportar las enormes fuerzas del motor, tanto la fuerza de empuje hacia delante como la fuerza hacia abajo del peso del motor.

¿Cuántos motores tiene Air Force One?

En los primeros tiempos de los aviones de transporte propulsados por motores a reacción, los fallos de los motores, en todas las fases de vuelo, eran bastante frecuentes. Las estadísticas de los años 60 indican que los fallos que provocaban paradas en vuelo se producían a un ritmo aproximado de 40 por cada 100.000 horas de vuelo (o 1 por cada 2.500 horas de vuelo). Este índice equivale a que cada motor falle una vez al año. En cambio, la tasa de averías de los motores instalados en los aviones de la generación actual es inferior a 1 por cada 100.000 horas de vuelo.

Por poco frecuente que pueda parecer, los motores fallan y un fallo durante el despegue tiene implicaciones muy graves para la seguridad del vuelo. Los efectos aerodinámicos del fallo y las acciones inmediatas de la tripulación de vuelo, necesarias para garantizar un resultado aceptable, son similares a los de un avión bimotor ligero. Sin embargo, a diferencia de sus primos más pequeños, los criterios de certificación de las aeronaves de transporte multimotor exigen que la aeronave sea capaz de alcanzar una velocidad de ascenso mínima especificada, que garantice la superación de obstáculos, en caso de que se produzca un fallo del motor en el despegue.

¿Cuántas locomotoras tiene un tren?

Un motor de aeronave, a menudo denominado aeromotor, es el componente de potencia del sistema de propulsión de una aeronave. La mayoría de los motores aeronáuticos son motores de pistón o turbinas de gas, aunque algunos han sido propulsados por cohetes y, en los últimos años, muchos pequeños vehículos aéreos no tripulados han utilizado motores eléctricos.

En la aviación comercial, los principales fabricantes occidentales de motores turbofán son Pratt & Whitney (filial de Raytheon Technologies), General Electric, Rolls-Royce y CFM International (empresa conjunta de Safran Aircraft Engines y General Electric). Entre los fabricantes rusos figuran United Engine Corporation, Aviadvigatel y Klimov. Aeroengine Corporation of China se formó en 2016 con la fusión de varias empresas más pequeñas[1].

Los cilindros de este motor están dispuestos en dos bancos en línea, normalmente inclinados 60-90 grados entre sí y accionando un cigüeñal común. La gran mayoría de los motores en V están refrigerados por agua. El diseño en V proporciona una mayor relación potencia-peso que un motor en línea, al tiempo que mantiene una pequeña área frontal. Quizá el ejemplo más famoso de este diseño sea el legendario motor Rolls-Royce Merlin, un motor V12 a 60° de 27 litros (1649 pulgadas3) utilizado, entre otros, en los Spitfires que desempeñaron un papel fundamental en la Batalla de Inglaterra.

¿Cuántos motores tiene un helicóptero?

Viajar en avión puede ser una experiencia aterradora para personas de todas las edades y procedencias, sobre todo si no han volado antes o han sufrido un suceso traumático. No es algo de lo que haya que avergonzarse: no es diferente de los miedos y aversiones personales a otras cosas que tiene mucha gente. Para algunos, entender algo sobre el funcionamiento de los aviones y lo que ocurre durante un vuelo puede ayudar a superar un miedo basado en lo desconocido o en no tener el control. Este artículo pretende ayudarle a conseguirlo y a prepararse para un viaje en avión. Es completamente normal tener miedo a volar, pero no es tan grave como podría pensarse.

En primer lugar, hay que decir claramente que los accidentes aéreos son extremadamente raros. Es este hecho el que hace que la cobertura mediática de tales incidentes sea tan frecuente. A pesar de lo que se pueda pensar, el avión es el medio de transporte más seguro de que dispone el viajero, aparte del tren de alta velocidad: es mucho más probable que sufra un accidente de camino al aeropuerto que mientras está en el aire.